Contar con un plan de compliance puede reducir multas en materia de competencia

Contar con un plan de compliance puede reducir multas en materia de competencia

Los planes de cumplimiento normativo comienzan a dar sus frutos en nuestro país. Después de las dudas que generaron en un inicio, tras la introducción de la mano de la última reforma del Código Penal de la responsabilidad de las empresas por los delitos cometidos por sus empleados (entre otros), cada vez se empiezan a vislumbrar mayores ventajas en la implantación de un plan de prevención.

Son cada vez más las empresas que entienden lo necesario de la implementación de un plan de cumplimiento normativo, y los resultados positivos comienzan a vislumbrarse en los conflictos relacionados con la competencia.

El compliance como atenuante

En esta línea, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha reconocido en una reciente resolución que “son positivas todas las actuaciones de las empresas dirigidas a fomentar internamente el conocimiento de las normas de competencia y a prevenir y evitar su posible incumplimiento”, lo que se plasma en potenciales reducciones o eliminaciones de la responsabilidad de las empresas.

Sin embargo, de acuerdo con la doctrina establecida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en este asunto, la mera tenencia de estos programas no exime de responsabilidad alguna, sino que puede llegar a configurarse como un atenuante en su correcta aplicación.

Asimismo, la Comisión hace suyas las conclusiones de la Comisión Europea acerca de las consecuencias de la implantación de los sistemas de compliance una vez iniciada la reclamación de responsabilidades. De esta manera, destaca que la principal ventaja que pueden encontrar en este hecho es la eliminación total de prácticas contrarias a la competencia o, en su caso, de poder hacer uso de los Programas de Clemencia.

Reducción de las multas

El pasado mes de septiembre, la CNMC sancionaba a 15 empresas especializadas en el servicio de mudanzas por conformar un cártel que fijaba precios y condiciones del servicio, alterando así la libre competencia. La sanción alcanzaba la cifra de 4,09 millones de euros entre todas las empresas.

Pues bien, la Comisión redujo en un 5% la multa impuesta a una de dichas empresas tras la puesta en marcha de un sistema de cumplimiento normativo tras la producirse la infracción.

De esta manera, se vislumbran ya de facto los programas de cumplimiento normativo penal o compliance como sistemas efectivos que permitan reducir penas y sanciones como muestras de buena voluntad o, eventualmente, según afirman algunos expertos, como auténticas eximentes en caso de haber sido programados con anterioridad.

¿Necesitas un plan de cumplimiento normativo para tu empresa? Contáctanos y te asesoraremos.



Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarle?
Optimized with PageSpeed Ninja