El camino hacia el derecho a la desconexión digital

El camino hacia el derecho a la desconexión digital

Que los avances tecnológicos han alterado por completo todos los aspectos de nuestras vidas no es ninguna novedad a día de hoy: desde que nos despertamos hasta que nos acostamos -especialmente desde que contamos con smartphones en el bolsillo- vivimos constantemente conectados a través de distintas vías, como las redes sociales, el email, los mensajes de texto, las llamadas… Esto ha generado una serie de vicios y de situaciones a las que el Derecho no puede ser ajeno, como es el caso de la sobreexplotación laboral, exigiendo una conexión perpetua con el puesto de trabajo a través de la vía digital.

En este contexto surge el ya conocido derecho a la desconexión digital, que consiste en el derecho del trabajador a no atender las obligaciones de su puesto de trabajo una vez terminado su horario laboral a través de vías alternativas como el móvil, el correo electrónico o cualquier otro medio digital.

En España, a pesar de ser una de las prioridades que se marca el Ministerio de Empleo de cara a esta legislatura, sigue faltando una regulación específica sobre este punto. Previsiblemente, tampoco será sencillo poner de acuerdo a actores tan dispares como empresarios y sindicatos. Sin embargo, mientras esperamos una posible modificación del Estatuto de los Trabajadores, ya existen normativas en otros países a las que atender para, tal vez, imitar sus términos en el futuro o incluso enmendar sus errores de aplicación práctica.

Francia, pionera en la desconexión digital

Frente a los problemas que encontramos en nuestro país para poder garantizar mediante Ley el derecho a la desconexión digital, en países como Francia ésta ya se encuentra plasmada en un texto legal desde principios del 2017. En esta norma se procura garantizar el respeto al tiempo de descanso y vacaciones de los trabajadores a través de la restricción del uso de las tecnologías de la comunicación cuando estos no se encuentren en su puesto de trabajo.

En concreto, la normativa francesa crea un derecho para los asalariados y una obligación para las grandes empresas: la de regular el uso de las tecnologías de la comunicación (mensajerías y correos electrónicos o teléfonos móviles) para garantizar el respeto del tiempo de descanso y de las vacaciones.

El Gobierno francés estableció en el texto que la forma de hacerlo será por la negociación entre las partes, de forma que en las empresas de más de 50 empleados dirección y representantes de los trabajadores tendrán que discutir para llegar a un acuerdo que podrá tener validez uno o varios años.

Sin embargo, la ley no implica la obligación de apagar el móvil profesional al finalizar la jornada laboral, ni el cierre del servidor para envío de correos electrónicos profesionales a partir de una determinada hora. Se trata de crear una vía para la regulación, en principio consensuada, y en función de las necesidades productivas de cada empresa.

El caso de Axa: primer convenio colectivo en España con derecho a desconexión digital

La compañía de seguros ‘Axa’ ha sido la primera en el mercado español en dar un paso hacia la regulación de la desconexión digital. A través de una negociación entre la dirección de la empresa aseguradora y Comisiones Obreras -sindicado mayoritario en ella-, se acabó recogiendo en su convenio colectivo el derecho de los trabajadores a la desconexión digital.

Así, la propia empresa declara que «Axa reconoce el derecho de los trabajadores a no responder a los mails o mensajes profesionales fuera de su horario de trabajo, salvo causa de fuerza mayor o circunstancias excepcionales”.

¿Necesitas ayuda en algún caso relacionado con Derecho Laboral? ¿Quieres modificar el convenio colectivo de tu empresa? ¿Necesitas interpretar tu convenio colectivo? Consúltanos tus dudas sin compromiso.