¿Qué función tiene el compliance officer en las empresas?

¿Qué función tiene el compliance officer en las empresas?

La figura del compliance officer ha irrumpido con fuerza tras la reciente reforma legislativa penal. La extensión de la responsabilidad jurídica a directivos, empleados y administradores ha generado la necesidad en las empresas de supervisar y controlar el cumplimiento normativo para regular la actividad de estos.

La posibilidad de cometer algún tipo de infracción penal en el ámbito laboral y empresarial puede acarrear duras sanciones. Por este motivo, la obligación de las empresas de contar con un compliance officer (o controller jurídico) cobra cada vez más importancia en los tiempos que corren. Sin embargo, fruto de esta modificación normativa, cualquier empresario o directivo puede formularse la siguiente pregunta: ¿en qué consiste el cargo de compliance officer? ¿qué función o funciones posee dentro de la organización?

Desde Kernel Legal os desglosamos las principales competencias de un compliance officer:

  • Analizar riesgos: evaluar la actividad de la compañía y determinar los posibles peligros a los que se expone la misma en cuanto a infracciones y sanciones. Este primer paso es fundamental para desarrollar una estructura de supervisión y control para prevenir cualquier anomalía que impida el correcto desarrollo de la actividad empresarial.
  • Control interno contingencias: seguimiento continuo de las acciones llevadas a cabo dentro de la empresa u organización y ejecutar un control rutinario sobre estas. El control cotidiano del trabajo realizado en las diferentes áreas o departamentos de la entidad resulta imprescindible para corregir a tiempo las posibles desviaciones o ejecuciones llevadas a cabo de manera anormal.
  • Seguimiento de los controles y su eficacia: evaluación de los controles realizados y verificar su eficacia para garantizar el buen funcionamiento de la entidad y no incurrir en alguna posible irregularidad por parte de los empleados o directivos.
  • Impartir formación a empleados: ofrecer charlas formativas, jornadas y cualquier tipo de información para que los miembros de la empresa conozcan y estén al tanto de los ‘errores’ que pueden cometer, qué deben hacer para evitarlos y, en todo caso, qué canales deben emplear para denunciarlos.
  • Denuncia de infracciones y sanciones: delatar las posibles irregularidades que realicen los empleados y establecer un sistema de sanciones para mitigar las posibles reincidencias por parte de estos. Establecer canales de denuncia (whistle-blowing) para alertar las eventuales contigencias que se produzcan en el ámbito laboral.

De esta manera, desde Kernel Legal creemos firmemente en que las empresas deben incorporar la figura del compliance officer dentro su estructura personal para afianzar el buen funcionamiento de la misma y no incurrir en posibles delitos que conlleven una sanción pecuniaria.

En este sentido, el papel del compliance officer no sólo está dirigido a supervisar o controlar grandes empresas. Como aludíamos en otro post, la pequeña y media empresa también debe ser consciente de los riesgos penales en los que puede incurrir y, por lo tanto, el deber u obligación que tiene de prevenirlos.

Para finalizar, también aprovechamos la ocasión para informar de que este mes de septiembre realizaremos un nuevo desayuno informativo, siguiendo la línea del anterior, en el que nuestros abogados especialistas expondrán el tema Como implantar un programa de Compliance. Herramientas y coste”.

Kernel Legal
www.www.kernellegal.com



Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarle?
Optimized with PageSpeed Ninja