¿Apellido paterno o materno? La reforma de la Ley del Registro Civil

¿Apellido paterno o materno? La reforma de la Ley del Registro Civil

A partir del 30 de junio de 2017, fecha en que entra en vigor la reforma de la Ley de Registro Civil, el apellido del padre dejará de tener preferencia frente al de la madre a la hora de registrar a sus hijos y el orden de los apellidos deberá de ser consensuado entre los progenitores.

¿Desde cuando está permitido dar preferencia al apellido materno?

Desde el año 2000 se permite inscribir a un recién nacido con el apellido materno en primer lugar, pero solo en el caso en que los progenitores hayan presentado una solicitud ante juez encargado del Registro Civil junto con una declaración de mutuo acuerdo sobre el cambio en el orden de los apellidos.

¿Cuál será el procedimiento a seguir con la reforma?

Con la entrada en vigor de esta reforma, será obligatorio que los progenitores dejen constancia del orden de los apellidos en la solicitud de inscripción en el Registro Civil. En el caso en que los padres no dejen constancia del orden, o bien los progenitores no lleguen a un acuerdo, y cuando haya pasado un plazo de tres días, será el encargado del Registro que establecerá el orden teniendo en cuenta el interés superior del menor.

¿Qué criterios utilizará el encargado para determinar el interés del menor?

En estos casos, el encargado deberá tomar esta decisión siguiendo criterios alternativos como el orden alfabético, forma estética, o bien lo decidirá de manera aleatoria.

¿El orden de los apellidos debe ser el mismo para todos los hermanos?

Sí. Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que el orden de los apellidos deberá ser el mismo para todos los hermanos; excepto cuando éstos cumplan 18 años y decidan voluntariamente cambiarlo. Por lo tanto, el orden de los apellidos que escojan los progenitores para el primer hijo determinará el de los siguientes.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Justicia, en el año 2016 solamente se han registrado unas 3.ooo peticiones que han antepuesto el apellido materno frente al paterno. Sin embargo, comparado con el número de nacimientos que se producen al año, podemos llegar a la conclusión que el número de padres que escogen esta opción es muy reducido.

Teniendo en cuenta estos datos, podemos determinar que en España aún existe una mentalidad tradicional consistente en poner el apellido paterno en primer lugar.

En cualquier caso, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias en las que puede encontrarse una pareja en el trámite de inscripción al Registro Civil de un hijo, se hace necesario que contemos con el asesoramiento legal de juristas especialistas en Derecho de Familia.

Desde Kernel Legal te animamos a contactar con nosotros si te encuentras en esta situación. Recibirás el mejor asesoramiento de la mano de nuestro equipo de especialistas.

 

Por Mariona Arpí, abogada de Kernel Legal.



Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarle?