¿Cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico?

indemnizacion por accidente de trafico abogados barcelona

¿Cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico?

Uno de los conflictos legales más frecuentes es el relacionado con la tramitación de una indemnización por accidente de tráfico.  Cuando sufrimos un accidente de este tipo, tanto si somos la parte responsable como si nos hemos visto afectados por él, se pone en marcha un procedimiento legal para el que es necesario contar con un buen abogado que sea capaz de defender nuestros intereses. Así, la víctima de un accidente de tráfico tendrá derecho a reclamar una indemnización que podrá cubrir tanto los daños corporales como los morales y materiales.  ¿Cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico? ¿Qué pasos debes dar para garantizar que se reconozcan tus derechos? 

Si necesitas una abogado especializado en accidentes de tráfico, ponte en contacto con nosotros.

Cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico

En caso de sufrir un accidente de tráfico, tendrás dos vías distintas para reclamar. Una es la judicial y otra la extrajudicial, de forma que en el segundo caso se intentará llegar a un acuerdo sin llegar a los tribunales. Esta segunda vía es siempre más rápida y económica, lo que beneficia a ambas partes. Eso sí, en los dos casos será necesaria la asistencia de un abogado especializado en accidentes de tráfico que pueda defender tus derechos con plenas garantías.

Normalmente, y dado que la vía extrajudicial es más beneficiosa en cualquier caso, tu abogado comenzará por la vía extrajudicial y solo en caso de no llegar a un acuerdo que sea beneficioso para ti, se deberá acudir a los tribunales. Es frecuente que las aseguradoras quieran minimizar el importe de la indemnización, lo que puede derivar en que finalmente haya que solucionar el conflicto ante un juez. Estos son los pasos que seguirá tu abogado:

  • Comenzar la vía extrajudicial

Tu abogado especializado en accidentes de tráfico se pondrá en contacto con la aseguradora para negociar tu indemnización, teniendo en cuenta los hechos que han tenido lugar y buscando el importe justo para compensarte por los daños que hayas podido sufrir. Previamente habrá que valorar los daños derivados del accidente, para lo que será necesaria la actuación de un perito.

En el caso de los daños corporales, es habitual esperar a la recuperación o consolidación de las secuelas. En cuanto a los daños materiales, éstos resultan más fáciles de medir, ya que se trata de gastos objetivos (facturas, etc.), si bien también puede ser necesaria la intervención de un perito mecánico.

Una vez enviada la propuesta a la aseguradora, ésta dispondrá de un plazo de 3 meses para presentarnos su oferta motivada, que es una valoración de la indemnización.

  • Recepción de la oferta motivada

Cuando tu abogado reciba la oferta motivada, deberá analizar su contenido y escoger entre aceptarla o rechazarla. En cualquier caso, esta oferta deberá desglosar y valorar de forma separada la propuesta de indemnización en cuanto a daños corporales, de un lado, y daños materiales, de otro, justificando dicha valoración con los documentos que sea necesario. Es importante saber que, incluso cuando aceptes la oferta motivada, podrás emprender acciones legales.

Si eliges aceptar la oferta, la aseguradora deberá pagarte en un plazo de 5 días, sin que ello implique que no puedas demandar posteriormente cuando consideres que la suma sea insuficiente. En caso de rechazar la oferta, el siguiente paso será acudir a la vía judicial. Si es así, tu abogado preparará y presentará una demanda, incluyendo toda la documentación que acredite tu postura y la cuantía a la que tienes derecho.

  • Comenzar con la vía judicial (solo en caso de falta de acuerdo)

Si la situación deriva en demanda por no quedar satisfecho con la oferta presentada por la aseguradora, existirán dos vías posibles: la demanda civil o la demanda penal. La primera será la más habitual y te permitirá reclamar tu indemnización en el plazo de un año desde tu recuperación o consolidación de las secuelas del accidente para tu salud.

A su vez, en la vía civil podrás enfrentarte a dos tipos de procedimiento: el abreviado o el ordinario. El primero, más rápido, se reserva para demandas en las que la cuantía en juego sea inferior a 6.000 euros. Sea cual sea el caso, si el resultado sigue sin ser satisfactorio, siempre podremos recurrir.

En cuanto a la demanda penal por accidente de tráfico, está reservada para casos más graves, donde exista responsabilidad penal. No siempre es posible optar por esta vía, y en ella la indemnización será parte del proceso, junto con la búsqueda de un castigo penal para el responsable del accidente. Suele ser una vía más compleja, ya que entra en juego la libertad del autor del accidente y, por tanto, las consecuencias para él pueden ser mucho más graves.

Sea cual sea la vía elegida, el camino más apropiado deberá diseñarse de la mano de un abogado especializado que pueda aconsejarte, basándose en la ley y en su propia experiencia, acerca de las implicaciones de cada vía, los tiempos y costes que implica, etc.



Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarle?