Divorcio Contencioso

Divorcio Contencioso

El divorcio contencioso se da en aquellos casos en los que la pareja no ha conseguido llegar a un acuerdo en cuanto a la propia voluntad de divorciarse o en cuanto a los términos del convenio regulador, por lo que las partes podrán solicitar del Juzgado que se inicie un procedimiento de divorcio contencioso mediante la interposición de la debida demanda -que deberá estar redactada y firmada por abogado y un procurador- y de la que se dará traslado al demandado -el otro cónyuge- para que conteste por escrito.

 

Junto con la demanda se deberá adjuntar la documentación básica:

  • Certificado de inscripción del matrimonio en el Registro Civil
  • Certificado de nacimiento de hijos (si los hubiera)
  • Aquellos documentos de los que disponga el demandante para evaluar la situación económica de los cónyuges -declaraciones tributarias, nóminas, certificaciones bancarias, títulos de propiedad, etc.- en los casos en que se soliciten medidas de carácter patrimonial.

 

Este procedimiento incluirá una vista de juicio, al que deberemos asistir imperiosamente -acompañados por nuestros abogados-, dado que, de lo contrario, podrán considerarse como admitidos los hechos alegados por la otra parte, dado que se permite la aportación de pruebas documentales o testigos.

El proceso concluirá con la sentencia dictada por el juez declarando disuelto el matrimonio y adoptando las medidas familiares y patrimoniales que juzgue oportunas.

Además, un divorcio contencioso podrá siempre transformarse en divorcio de mutuo acuerdo en caso de que las partes logren ponerse de acuerdo.

Si necesitas ayuda para tramitar tu divorcio contencioso, contacta con nuestros abogados.

¿Necesitas más información?

Contacto