Ausencias en el trabajo: ¿Cuándo están justificadas?

Ausencias en el trabajo: ¿Cuándo están justificadas?

Una enfermedad, un simple catarro, una caída de nuestro hijo en el cole… Hay infinidad de circunstancias que pueden parar nuestro día a día y situarse en primera linea de urgencia, posicionándose por delante de otras, como el trabajo. Por eso, en nuestro post de hoy repasamos algunos casos relacionados con las ausencias en el trabajo. ¿Cuándo son justificables y cuándo no? ¿Qué dice la jurisprudencia?

Te puede interesar: “Correo corporativo: ¿Puede el empresario controlar el email de sus empleados?

Se conocen una serie de requisitos básicos para poder faltar al trabajo -como a necesidad de preavisar la falta y justificarla con posterioridad- que son recogidos tanto en sentencias como en la legislación específica al respecto: el Estatuto de los Trabajadores, la Ley de Libertad Sindical o la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. En concreto, el Estatuto de los Trabajadores (ET) hace referencia a que las ausencias serán justificadas -y no podrán suponer un despido objetivo- en estos casos:

“No se computarán como faltas de asistencia, a los efectos del párrafo anterior, las ausencias debidas a huelga legal por el tiempo de duración de la misma, el ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia, licencias y vacaciones, enfermedad o accidente no laboral, cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de salud, según proceda”.

Sin embargo, existe cierta falta de claridad en la legislación acerca de las situaciones en las que se podrían permitir ausencias en el trabajo, o las consecuencias de dichas ausencias. La casuística es inmensa, y la jurisprudencia viene siendo la encargada de interpretar una normativa necesariamente genérica que no recoge todos los supuestos posibles caso por caso a modo de lista definitiva. En esta línea, el diario digital ‘Expansión’ ha elaborado un estudio jurisprudencial de las circunstancias que los jueces han admitido como justificantes de dicha ausencia, y la situación en la que quedan los trabajadores.

Jurisprudencia sobre las ausencias en el trabajo

La jurisprudencia más reciente se ha encargado de documentar algunos casos curiosos en los que está justificado faltar al trabajo. Se trata de casos de duda resueltos recientemente que sirven para completar los derechos de los trabajadores:

  1. Cuidar a un familiar. En este caso, una sentencia dictada en octubre de 2016 por el Tribunal Superior de Justicia de Las Palmas justifica la ausencia del trabajador por la hospitalización de un familiar de hasta segundo grado de consanguinidad.
  2. Ascenso durante el embarazo. El pasado mes de enero el Tribunal Constitucional (TC) amparaba a una mujer que no pudo conocer una posibilidad de promoción interna en su empresa, porque mientras ésta estaba en juego, ella se encontraba de baja por un embarazo de riesgo.
  3. Incentivos durante la baja de paternidad. El Tribunal Supremo entiende como discriminatoria “la práctica empresarial consistente en computar como ausencias la baja maternal, así como la de riesgo por embarazo a los efectos de días productivos para tener derecho a las retribuciones de los variados incentivos”.
  4. El tiempo de justificación. Uno de los requisitos consiste en la justificación de la situación que ha obligado a ausentarse al trabajador. El tiempo que él mismo emplee para llevar a cabo dicha justificación también debe ser considerado como horario laboral, no pudiendo serle descontado de su jornada ni de su sueldo.

Estos y otros casos defienden el derecho del trabajador a ausentarse de su puesto de trabajo cuando sus circunstancias particulares así le obliguen, y censuran la restricción de derechos durante ese período. En todo caso, siempre será necesario observar el convenio colectivo al que se esté sujeto, puesto que en ocasiones éstos mejoran las condiciones básicas que marca la legislación laboral.

¿Necesitas ayuda con un caso de este tipo? ¿Quieres saber si las ausencias de un empleado están justificadas? ¿Te han despedido injustamente? Consúltanos tu caso.